Mejillonino deja su trabajo para entrar al mundo de las Criptomonedas y nos cuenta de su experiencia

0
3188

El año pasado conversamos con Jorge Cabrera Arabach, más conocido como “Churefa” en Mejillones, quien desde hace cuatro años se dedicaba a vender productos o servicios por Internet, un negocio que muchos creen se trata de un fraude, puesto que cualquier negocio que genere grandes ganancias demasiado pronto tiende a levantar suspicacias.


Sin embargo, Jorge hoy es reconocido a nivel nacional por ser uno de los grandes inversores en Criptomonedas, y el ingreso que recibe mensualmente le ha permitido viajar y seguir capacitándose en estas áreas de nuevo comercio e inversión digital en lugares como Miami, México y República Dominicana. En plena pandemia Arabach nos cuenta que ha podido tener una mejor vida en cuanto a su economía, dadas las múltiples inversiones que ha hecho en los mercados digitales, no sólo en Chile sino también en distintas partes del mundo.


En sus visitas al extranjero, Jorge pudo apreciar que en Miami están aceptando la Criptomoneda como parte de pago de impuestos en la alcaldía, y que cada vez tiene más aceptación en el mudo financiero. “Esto es real, estoy agradecido de mí mismo por tomar esta decisión, de darle vuelta la sonrisa a las personas que se reían de mí. Me gustaría invitar a las personas que si realmente quieren tener resultados tomen el riesgo y no escuchen a las personas negativas que tiran para abajo a quienes buscan algo distinto y legal. Yo gracias a ese pensamiento he logrado cosas grandes”.


La pareja de Jorge, Gabriela Rocuant, antofagastina de profesión nutricionista, también se encuentra inserta hace 4 años y medio en los negocios digitales, y al igual que Jorge se enamoró de esta actividad, ya que le daba la posibilidad de viajar y expandirse. De esta forma ha podido conocer más de 10 países, en donde ha compartido experiencias que le han ayudado a mejorar su economía y también a encontrar a su partner de negocios y actual pareja.


La criptomoneda, también llamada moneda virtual o criptodivisa, en pocas palabras se trata de dinero digital, lo cual significa que no hay monedas ni billetes físicos, pues todo es en línea. La gracias de este modelo emergente es que puedes transferir Criptomonedas a alguien en Internet sin un intermediario como un banco, lo que las hace una tecnología excelente para los envíos de dinero internacionales. Expertos en finanzas se refieren a ella como una nueva forma de dinero, una nueva forma de pensar sobre el dinero, cómo almacenarlo, transferirlo, organizarlo y entenderlo.


Por otra parte, el principal riesgo que tienen es que para poder gestionar este dinero se debe cuidar una larga contraseña que permita hacer las operaciones, si ésta se pierde no será posible recuperar el dinero digital (cual si fuera efectivo). En cuanto a las criptomonedas mantenidas en servicios de terceros, como las casas de cambio u otros servicios de custodia, en el caso de ataque de piratas informáticos dependerá de ellos si tienen seguro o si se reembolsaran los usuarios. Otro problema es que en la actualidad tienen mucha volatilidad, es decir, se puede llegar a perder o ganar mucho en estos movimientos del precio, pero es un riesgo que Jorge hace tiempo decidió tomar y hasta ahora le ha traído generosos dividendos.


Grandes planes se vienen para el futuro de Jorge y para las Criptomonedas, pues nos cuenta que hay varias empresas interesadas en generar un Banco Digital de Criptomonedas, además de productos tangibles e intangibles, viajes y automotoras, todo en el marco de un sistema de mercado que está emergiendo con fuerza.

Ver comentarios