Maletas, ropa y frazadas: los nuevos desechos que se acumulan en playas de Antofagasta

0
264

En el borde costero han aparecido durante los últimos meses cúmulos de estos implementos en distintos sectores. Expertos dicen que estos restos son atípicos a los que se tenían catastrados.

Maletas abiertas, ropa en gran cantidad desperdigada, calzados y restos de sábanas (algunas semicalcinadas) conforman el nuevo tipo de desechos que desde hace un par de meses se han acumulado en playas y roqueríos del borde costero de la ciudad de Antofagasta.

Estos focos de basura han llamado la atención de expertos y de organizaciones medioambientales, dado a que explican que estos cúmulos salen de la regla del plástico, latas, botellas y cartón, que son los objetos que más se extraen en los operativos de limpieza.

De esto da cuenta Gonzalo Bolados, de la fundación Protección Oceánica Antofagasta, quien agrega que este tipo de desechos se concentra en mayor cantidad en el sector norte, como por ejemplo, en la playa Las Petroleras. “Esta basura ya se concentra en volúmenes más grandes y por lo general hemos visto utensilios como planchas de pelo, carpas desarmadas, maletas rotas y también mucha ropa, lo cual es inusual porque, por lo que hemos visto en todos estos años, las personas que pernoctan en la playa por lo general trasladan sus pertenencias, ya sea en un carro o mochila. No las desperdigan en las cantidades que hemos visto por el borde costero”, cuenta Bolados.

PROCEDENCIA

Martin Thiel, académico de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte (UCN), y director del programa Científicos de la Basura -los cuales desde el 2008 han realizado catastros de los desechos en las playas de Chile-, explica que lo primero en dilucidar es de dónde y el porqué están apareciendo estos nuevos desechos. “Este tipo de preguntas son las que hemos tratado de responder durante los últimos 15 años con el programa de ciencia ciudadana Científicos de la Basura. En este sentido, se debería primero observar o consultar quiénes son los que botan esta ropa en las playas de Antofagasta. Y una vez averiguado esto hay que buscar el diálogo con estas personas y ver porqué llega esta ropa allí y qué es lo que se podría hacer para evitarlo. Me parece que esta ropa abandonada puede ser indicador de unas necesidades humanas y que hay que ver qué es lo que se puede hacer para que esta gente pueda vivir de forma digna”, cuenta.

Por su parte, Nelson Vásquez, profesor del Departamento de Biología Marina de la UCN, cuenta el perjuicio para la biota marina respecto a esta acumulación. “Si bien estamos hablando de ropa, de géneros, muchos de ellos son de poliéster, que es un género sintético. Si esa ropa permanece ahí, impactada por el sol y la acción mecánica de las mismas aguas, se dañará la tela, y esta a la vez generará esas partículas del género poliéster que van a dar al agua o su entorno, lo que puede tener algún tipo de repercusión negativa en la biodiversidad. Se sabe que hay muchas especies filtradoras, como por ejemplo, choritos o picorocos, que mientras filtran agua para sacar el alimento, podrían ingerir esos pequeños filamentos del plástico, o del microplástico, eso podría tener un impacto”, explica. 

LAS PLAYAS MÁS SUCIAS

Por último, Vásquez, quien es codirector del programa Científicos de la Basura, recordó que en los cuatro muestreos que han realizado de la cantidad de basura en las playas a nivel nacional, Antofagasta ha sido la comuna que por lejos ha presentado la mayor cantidad de desechos por metro cuadrado. “Dentro de los cuatro muestreos que hemos hecho a la fecha -es decir, 2008, 2012, 2016 y 2020-, Antofagasta es la ciudad con más basura en las costas de todo Chile. Por ello, tampoco me sorprende que haya ahora esta ropa, y que esto se esté incrementando por alguna razón, pero Antofagasta, durante estos últimos 16 años que hemos muestreado, siempre es la ciudad con más basura en la costa. Y eso no ha cambiado. Siempre, y por diferencia, a veces, de tres o cuatro veces, sobre lo que encontramos en otras ciudades. Entonces, Antofagasta es un caso bien particular en este sentido”.

Ver comentarios