Fundación Cultural de Mejillones vive compleja crisis económica

0
947

Mal manejo de recursos, finiquitos millonarios y demandas tienen a la institución al borde de la quiebra

En el último Concejo extraordinario convocado por el Alcalde de Mejillones Marcelino Carvajal realizado el martes 20 de julio, se expuso la complicada situación financiera que afecta a la Fundación Cultural de Mejillones y que arriesga la quiebra de la institución.

En el lugar, se realizó una extensa presentación del estado histórico, los motivos y personas que dejaron completamente inhabilitado el accionar de la fundación como tal, incapaz de recibir donaciones o ejecutar proyectos, producto del mal manejos de los recursos, finiquitos millonarios de gente de confianza del ex alcalde de Mejillones y demandas de productoras de eventos, entre otros motivos.

Al respecto, el alcalde Marcelino Carvajal, se refirió al Concejo, expresando que “Tratamos de entregar una evaluación del estado de la Fundación Cultural al Concejo Municipal, recibimos un balance lapidario, nosotros no buscamos responsabilidad, sino que simplemente estamos viendo un problema que se nos arrastra de la administración pasada, porque tenemos a gente trabajando aún, esto américa casi un sindico de quiebra, pero hay una buena disposición a buscar recursos que no son pocos, para sanear y llegar a un acuerdo con los trabajadores que quedan, que son 25”.

A su vez, comentó la buena situación en que dejaron la fundación en sus últimos años “Cuando nos fuimos hace 4 años y medio atrás la Fundación tenía 95 millones en la caja, la verdad es que esta institución lamentablemente se transformó en una caja pagadora y el accionar de la fundación que era netamente cultural, se transformaron en un minuto en otras actividades que son ajenas a la cultura”.

Finalmente, fue claro en expresar su voluntad de apoyar a la cultura y los trabajadores:

“Nosotros no mataremos la Cultura, no vamos a dejar Stand by nada de esto que es muy importante, simplemente vamos a encausar un nuevo accionar y tenemos que sanear esto. Hay que analizar de acuerdo con el Concejo y ver si podemos apalancar 75 millones para cancelar los compromisos pendientes, pero la fundación está completamente vedada, no puede postular a nada, porque se gastaron recursos que no se pueden rendir hoy día, esto es complicado y dependiendo de lo que decidamos con el Concejo se tomarán decisiones. Lo importante es no dejar a los trabajadores sin los recursos que les corresponde por indemnización, vamos a tranzar con ellos, la voluntad está. Pero tenemos que ser realistas, no pensábamos encontrar a la fundación en estas condiciones, pero aquí estamos para resolver esta problemática”.

Breve historia financiera 

Fue en la última recta de la administración de Marcelino Carvajal el año 2016, cuando se entregó la Fundación Cultural de Mejillones (FCM), con un saldo a favor de 92.984.540 pesos, más 6 proyectos aprobados por un monto de 65 millones de pesos y un equipo de trabajo de 10 personas divididos en administrativos, trabajadores radiales y escuelas artísticas.

Para el 2017, se aprobó un presupuesto de 100 millones de pesos, sin embargo, en agosto del mismo año ya superaban los 157 millones. Proyectándose un déficit que sobrepasaba el presupuesto por más de 50 millones de pesos por concepto de aumento de contratación de personal y gastos operativos.

Esta situación empeoró el año 2018, iniciando el periodo con 12 millones en contra, pagando los sueldos de diciembre en enero. Ante esto el municipio aumentó el presupuesto de subvención a 160 millones de pesos, lamentablemente al finalizar es gasto ascendió a 203 millones, acumulando un déficit de 45 millones de pesos.

El 2019, el aporte a la Fundación por aporte municipal fue de 140 millones de pesos, los gastos por otra parte, de 184 millones, lo que generó un déficit acumulado de casi 75 millones de pesos, la situación es en extremo crítica y el daño a la institución difícil de cuestionar, según relató Daniel Rojas actual Director de la Fundación Cultural, en el Concejo Extraordinario.

Este mismo año, ocurrió un quiebre entre el ex alcalde Sergio Vega y Concejo Municipal contra el otrora director de la Fundación Cultural Marcelo Mera, lo que provocaría la salida de este último el 13 de enero con un finiquito de 11.486.200. Dejando su cargo sin balances, informes, ni deudas u obligaciones pendientes.

El 2020, Sergio Vega nombró en la Dirección de la Fundación a Daniel Rojas, quien asumió el cargo con 1.976 pesos en la cuenta bancaria de la institución y un déficit presupuestario de más de 75 millones de pesos. A lo que se sumó: el bloqueo en la Ley de Donaciones Culturales, no podrían recibir más donaciones de empresas, la planilla era de 46 trabajadores equivalente a 20.900.00 anuales y una serie de demandas de productoras de eventos que socavaron los recursos disponibles, la administración de aquel entonces no presentó defensa ante las demandas.

Actualmente, la institución sin fines de lucro tiene un déficit de 199.390.924 millones de pesos, su personal se redujo a 21 trabajadores, pero sin la capacidad de recibir donaciones y ejecutar proyectos, el accionar se limita, dejando como la alternativa más viable, la quiebra.

Ver comentarios