Ministra Schmidt inicia proceso para proteger sector de nidificación del gaviotín chico e inspecciona el primer Santuario de la Naturaleza de Antofagasta

0
284

En su visita a la región de Antofagasta, la Secretaria de Estado conoció uno de los hábitat de esta especie clasificada En Peligro, y recibió el informe por el que se inicia la protección. La Ministra de Medio Ambiente también estuvo en la Aguada La Chimba, sector recientemente declarado Santuario de la Naturaleza por el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.


En Hornitos, comuna de Mejillones, la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, recibió de manos del Presidente de la Fundación para la Sustentabilidad del Gaviotín Chico, Vanni Bogio, el Informe Técnico Justificatorio a través del cual se solicita formalmente que se inicie el trámite para declarar Santuario de la Naturaleza el sector comprendido entre Itata y Gualaguala, iniciativa que apunta a proteger legalmente esta área de nidificación del gaviotín chico (Sternula lorata), que además posee un alto valor natural y patrimonial.


La Secretaria de Estado, junto el Intendente Regional, Edgar Blanco; el seremi de Medio Ambiente, Rafael Castro Meza; autoridades regionales, parlamentarios de la zona y vecinos del sector, mostraron apoyo a la iniciativa en el que diversas actores han trabajado para establecer la primera área protegida de la comuna de Mejillones bajo la figura de “Santuario de la Naturaleza”.
“Con la creación del área buscamos proteger las colonias de gaviotín chico y otras especies que habitan el lugar, además de los sitios arqueológicos y el valor escénico del sector, para conservar la biodiversidad, dar espacio a la educación ambiental y promover el desarrollo de turismo de bajo impacto, involucrando a las comunidades locales en la gestión efectiva del área protegida”, afirmó la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.


La propuesta de Santuario de la Naturaleza cubre una superficie cercana a las 2.800 has, dividido en dos polígonos, entre Punta Itata y Punta Gualaguala, área que incorpora en sus límites uno de los principales sitios de nidificación del gaviotín. Este sector corresponde a una subcolonia compuesta por 2 áreas: Gualaguala y Hornitos y es el segundo más importante después de Pampa Mejillones, aportando con el 25,2% de los nidos de toda la región de Antofagasta.


El lugar tiene también un valor muy importante desde el punto de vista patrimonial y arqueológico, ya que se han identificado más de 19 cementerios y 10 sitios residenciales de distintos momentos de la prehistoria (4.000 a 6.000 años), todos ellos ubicados en la planicie litoral del sector, entre Hornitos y Gualaguala.


En la ocasión, la primera autoridad regional precisó que “para el Gobierno Regional es fundamental tener el primer santuario de la naturaleza en la comuna de Mejillones entendiendo que lo que se ha logrado hoy es avanzar gracias a un trabajo colaborativo y que se determina hoy, en primera instancia, con la visita de la ministra de Medio Ambiente. Hemos trabajado en esta iniciativa junto a parlamentarios, concejales, consejeros regionales, el alcalde de Mejillones e integrantes de la empresa privada. Todos en conjunto con el propósito de proteger amplios terrenos dispuestos para el gaviotín y para la belleza que tenemos en nuestra Región de Antofagasta”.


En tanto, el seremi de Medio Ambiente, Rafael Castro Meza, precisó que “la entrega de este documento es un hito muy importante, ya que se trata de la primera área protegida oficial del estado de la comuna de Mejillones, largamente esperado por la junta de adelanto, vecinos, la Fundación para la Sustentabilidad del Gaviotín Chico, entre otros actores”.


Primer Santuario de la naturaleza de la comuna de Antofagasta
En el recorrido por la región, la Ministra Schmidt realizó una inspección de la Aguada La Chimba, humedal que recientemente el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad aprobó la creación del área como Santuario de la Naturaleza, un humedal urbano con alto valor paisajístico y hábitat para especies endémicas de este tipo de ambientes.


“El humedal de la Chimba es una joya ambiental en la mitad de la ciudad de Antofagasta, sector en el que estamos creando un área protegida para conservar este patrimonio natural de enorme riqueza, un afluente de agua natural que alberga una gran biodiversidad con especies endémicas únicas en el mundo, como el caracol de la Chimba, el que cumple un rol clave gracias a su enorme capacidad de adaptación. Buscamos crear un entorno para la comunidad y que junto con ella podamos proteger y disfrutar de paisaje lleno de vida”, precisó la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.


La declaratoria permitirá proteger el caracol de la Chimba (Heleobia chimbaensis), especie en categoría vulnerable (D.S. N° 52/2014 MMA), altamente susceptible a presiones y amenazas debido a que su hábitat es muy reducido, y altamente dependiente de la disponibilidad de agua.


Por su parte, el Intendente Blanco indicó que “es muy importante que tengamos de visita en nuestra región a la Ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, porque sabemos que la Región de Antofagasta ha sido muy golpeada en materia medioambiental. Hemos avanzado muchísimo en este Gobierno en proteger a diversos sectores de amenazas, sobre todo en lugares como el que visitamos: el humedal de La Chimba y que hoy necesitamos conservarlo. Más del 90 por ciento de los humedales se han perdido desde el año 1900. Por eso es tan importante cuidar y valorar estos espacios naturales en los que existen especies tan pequeñas como, por ejemplo, el caracol de La Chimba, especie única a nivel mundial”.


En tanto, el alcalde Ignacio Pozo comentó que “como Municipalidad de Antofagasta vamos a poner nuestro esfuerzo a través de la Dirección de Medio Ambiente, para proteger esta riqueza natural de la comuna. Estamos pidiendo que este sea un humedal urbano, ya es Santuario de la Naturaleza; por tanto, el llamado es a cuidar y proteger el lugar”.


Desde el 2018 Fundación Kennedy junto a Copec, vienen desarrollando un trabajo de recuperación investigación y conservación en el lugar y esperan ir avanzando en gestiones que permitan resguardar el área. “Con esta alianza con la Fundación Kennedy lo que hacemos es darle valor a un humedal urbano que está ubicado en pleno desierto, mejorar este espacio público que es de los antofagastinos implica aumentar su calidad de vida hoy pero también para el futuro. Ese ha sido el foco de nuestra gestión”. Arturo Natho, gerente general de Copec.

Ver comentarios