Funcionarios del hospital de Mejillones pueden ir y volver seguros a sus casas

0
901

Aporte privado dispuso un bus que diariamente los traslada desde Antofagasta hasta el centro asistencial mejillonino, evitando el riesgo de contagios en la ruta.

La vida cotidiana se ha visto trastocada con la pandemia y tiene a la región de Antofagasta con uno de los índices más altos de contagios en el país, superando los doce mil casos. El sólo hecho de salir diariamente de casa para tomar un colectivo y luego un bus interurbano para desplazarse hasta el trabajo, es una situación de alto riesgo y los funcionarios de la salud que deben movilizarse todos los días en el transporte público, son los más expuestos.


Katheryn Gornall, enfermera jefa del hospital de Mejillones, encargada del programa de hospitalización domiciliaria por Covid-19, viaja todos los días desde Antofagasta para cumplir con sus turnos. Como muchos de los funcionarios de la salud, utilizaba el transporte público para desplazarse los 65 kilómetros que separan Antofagasta de Mejillones. Ante esta realidad, la Asociación de Industriales de Mejillones con su fondo especial Covid-19, decidió arrendar un vehículo especial para este fin, de tal manera que los trabajadores guarden la distancia social y puedan prevenir contagios en la ruta.


“Partimos a las 6.15 de la mañana desde nuestros hogares y el bus recoge a todos los funcionarios que estamos de turno para llevarnos hasta el Hospital de Mejillones. Este aporte ha sido una herramienta útil porque se cumplen todas las medidas sanitarias y es rápido. Lo agradecemos porque es un dispositivo que ha funcionado muy bien y esperamos que pueda seguir mientras dura la pandemia, porque además nos mantiene seguros”, expresó Gornall.


El servicio que comenzó hace tres meses, transporta entre 12 y 15 funcionarios por día y se ha sumado a los diversos aportes que la Asociación de Industriales de Mejillones junto a sus socios han entregado a la institución de salud, que ha debido enfrentar un arduo trabajo para frenar los contagios en esa comuna que ya supera los 500 casos.
Cuando aún está oscuro, el bus recorre casi en soledad las calles de la capital regional para recoger a los funcionarios que deben dirigirse a Mejillones, llegando al Hospital a las 7.55 horas para iniciar el trabajo orientado principalmente a atender la pandemia.


“Este ha sido un real aporte a los funcionarios del Hospital que viven en Antofagasta, porque de esta manera viajan tranquilos y a la vez resguardan a sus familias de ser contagiados. Se han tomado todos los resguardos de salud y seguridad y este bus les evita tomar contacto con otras personas.

Agradecemos a la Asociación de Industriales esta ayuda que financian mes a mes”, expresó Marcelo Valdovino, director del Hospital de Mejillones.


Para los funcionarios del Hospital de Mejillones, es un servicio seguro y oportuno que les ha ayudado a tener una preocupación menos.


“Tenemos protocolo de cambio de ropa y duchas para no extender el contagio y en el bus nos sentamos uno en cada fila. Creemos que es un gran aporte mientras trabajamos en ese duro momento de la pandemia”, comentó Gornall, enfermera jefa del Hospital de Mejillones.


Para el gerente general de la Asociación de Industriales de Mejillones, Sergio Molina, ha sido una medida oportuna, “porque estamos ayudando a evitar más contagios en la comuna de Mejillones, asegurando además la continuidad operacional del principal recinto hospitalario de la comuna. Nuestros socios han tomado medidas similares para evitar la conexión con buses interurbanos que presentan un alto riesgo de contagio para los usuarios y conductores”.


Mientras tanto, los funcionarios de la salud de Mejillones, que viven en diferentes sectores de la ciudad de Antofagasta, se desplazan seguros entre sus hogares y su trabajo y hasta la fecha ninguno se ha contagiado.

Ver comentarios