Ampliación de gratuidad y carreras técnicas en universidades: rechazo de indicación genera interpretaciones contrapuestas en el Senado

0
4044

Una nutrida agenda tuvieron los integrantes de la Comisión de educación y cultura en su última sesión. Revisaron dos normas: aquella que amplía la gratuidad para el séptimo decil, es decir, familias donde el ingreso por persona va desde $193.000 a $250.000 pesos mensuales. Además de discutir en general la iniciativa que se conoce como «admisión justa».

GRATUIDAD

En condiciones de ser vista por los senadores de la Comisión de Hacienda, quedó la iniciativa en primer trámite que establece la condición socioeconómica de los estudiantes -a los que deberán otorgarles estudios gratuitos-, la instituciones de educación superior que acceden al financiamiento institucional para la gratuidad a contar del año 2019 (Boletín N° 11687-04).

Los legisladores de la Comisión de Educación concluyeron el análisis de las indicaciones presentadas tanto por el Ejecutivo como por los parlamentarios. Ahora Hacienda hará lo propio pero desde un punto de vista presupuestario. Una vez que esta revisión concluya, la Sala podría pronunciarse en particular.

El presidente de la instancia, el senador Juan Ignacio Latorre explicó que “nuestra interpretación es que la extensión de la gratuidad sea a todos los estudiantes independiente que cursen carreras técnicas. No debería haber discriminación arbitraria. Lo planteamos desde el principio del debate”.

En la misma línea, la senadora Yasna Provoste comentó que el texto despachado tuvo una larguísima tramitación, en la que fueron oídos todos los invitados propuestos por los parlamentarios tanto oficialistas como de oposición.  “Cuando se invitaron a abogados constitucionalistas de ambos sectores políticos, todos señalaron que el proyecto tenía vicios de constitucionalidad, toda vez que el propósito que esta iniciativa es ampliar la gratuidad al séptimo decil para los estudiantes de las carreras técnicas. Y ese es el titular que el Presidente dio, sin embargo, cuando conocimos el texto claramente había una discriminación arbitraria”.

“La norma solo beneficiaba a los estudiantes del séptimo decil que iban a determinados centros de formación técnica y no a estudiantes de carreras técnicas de universidades de gran prestigio, como la Universidad Santa María, Universidad Valparaíso y el Instituto Tecnológico de la Universidad de Atacama”, aclaró junto con mencionar que “lo que hemos rechazado hoy es una indicación del Ejecutivo que buscaba postergar el beneficio para tres años más para aquellos estudiantes de carreras técnicas que lo hacían en universidades”.

Por su parte, la senadora Ena Von Baer interpretó este rechazo desde otra óptica. “El Ejecutivo presentó una indicación para incluir a los estudiantes de carreras técnicas que estudien en universidades que tengan gratuidad pero la oposición votó en contra de eso. Eso hará que estos jóvenes no puedan acceder a la gratuidad. Ellos no van a poder acceder a este beneficio”, aclaró.

“Cuando ellos dicen que esto implica que todos los estudiantes tendrán gratuidad, no es así, porque eso debería explicitarlo el Ejecutivo porque es materia exclusiva. Si se insiste en eso, el Tribunal Constitucional lo va declarar inadmisible”, subrayó.

ADMISIÓN JUSTA

También los senadores continuaron la discusión en general del proyecto, en primer trámite, que modifica las normas de admisión escolar para garantizar la libertad de enseñanza, vinculación de apoderados con proyectos educativos, y entregar prioridad en la admisión a estudiantes bajo cuidado alternativo del Sename y aquellos con necesidades educativas especiales permanentes (Boletín N° 12486-04).

Para tal objetivo escucharon las exposiciones de la Directora del Área de Política Educativa de Educación 2020, Nicole Cisternas y del Académico de la Universidad de Chile, Arturo Fontaine.

En cuanto a esta temática, el senador Latorre reconoció que el Ejecutivo le ha puesto urgencia a la norma, pero aclaró que “somos de la idea que el Gobierno resuelva varias observaciones antes de que nosotros votemos la idea de legislar. Creemos que este es el momento para hacer los cambios que necesitamos”.

NUEVO CAE

A principios de semana, los legisladores se abocaron también a revisar la propuesta identificada como el nuevo CAE, tema que dividió a los parlamentarios.

La propuesta en primer trámite, que crea un nuevo sistema de financiamiento solidario para estudiantes de la educación superior (Boletín N°11822-04)  también produjo un arduo debate. Es más, el senador Latorre reconoció que como senadores de oposición están por rechazar la idea de legislar.

«Desde nuestra perspectiva de la oposición, este es un proyecto regresivo que retrocede respecto de lo legislado en gratuidad, que amenaza a la gratuidad, y que también fomenta el endeudamiento a los estudiantes. Para nosotros es fundamental que el Gobierno se abra a cambiar aspectos estructurales para poder tramitar el proyecto. Es decir, si el Gobierno no acoge nuestras propuestas pondría en riesgo la idea de legislar «, advirtió.

Cabe consignar que los parlamentarios opositores que conforman la Comisión de Educación, presentaron un documento entregado al Ejecutivo, donde se explicita esta decisión. Los senadores proponen la presentación de un proyecto que autorice a las universidades a usar los excedentes del crédito del fondo solidario, eso para afrontar las pérdidas por la gratuidad; que se extienda este beneficio en un año extra a la duración nominal de las carreras; y que el nuevo crédito iguale las condiciones de este beneficio sin copago.

Ver comentarios